“Aterrizando en Nueva York para participar en la Asamblea General de las Naciones Unidas. Traigo la voz de todo mi pueblo, vengo cargado de Pasión Patria para defender la verdad”, fueron las palabras del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, al llegar a suelo estadounidense para participar en la 73º Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El Jefe de Estado venezolano, llegó con el objetivo de alzar la voz de su pueblo y los pueblos libres del mundo, para consolidar el respeto a la soberanía de las naciones ante medidas arbitrarias, coercitivas e ilegales promovidas por el gobierno de Estados Unidos y sus aliados regionales, que se han conformado en una organización llamada Grupo de Lima.

 

Antes de la intervención del Mandatario nacional, seis países pertenecientes al Grupo de Lima arreciaron su ataque contra el Gobierno Bolivariano. Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Paraguay y Perú, enviaron este miércoles una carta a la fiscal de la Corte Penal Internacional, en la que piden que investigue al gobierno de Maduro por crímenes de lesa humanidad desde el 12 de febrero de 2014, y que inculpe a los responsables.

Agresiones contra Venezuela

El presidente de Ecuador el pasado martes se refirió a la situación migratoria como la “mayor diáspora de la historia”, asegurando que los niños venezolanos llegan a su país: “con sarampión, con difteria, con poliomielitis. Mujeres embarazadas que nunca se han hecho un control. Hemos destinado más de 50.000 vacunas para esos bellos e indefensos niños y hemos realizado decenas de miles de chequeos de salud a los más de un millón de hermanos que han dejado sus hogares para buscar mejor suerte”.

Exhortó al Gobierno y pueblo venezolano a resolver “la crisis” a través de un diálogo nacional franco e inclusivo. Asimismo, indicó: “Queremos una acción continental para encontrar una solución también estructural a los problemas del hermano pueblo de Venezuela”.

Según el presidente de Panamá Juan Carlos Varela, “la crisis económica” ha desatado multitudinarias protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro y provocado una ola migratoria sin precedentes en el continente americano, que también impacta en Panamá.

“Las lecciones aprendidas de estas crisis migratorias nos obligan hoy a reiterar el llamado enérgico al gobierno de Venezuela para que recuperen el diálogo y en democracia encuentren la paz social que evitará que continúe la migración masiva y la crisis humanitaria de venezolanos buscando satisfacer sus necesidades básicas”, dijo.

Por su parte el mandatario peruano, Martín Vizcarra, reiteró este martes en la ONU su condena a la “ruptura del orden constitucional” en Venezuela y aseguró que su país seguirá impulsando iniciativas para ayudar al “restablecimiento de la democracia” en la nación.

Por sus parte, Donald Trump, alentó este martes 25 de septiembre a dar un golpe militar contra el Presidente constitucional Nicolás Maduro, “podría ser derrocado rápidamente, si los militares de ese país se lo propusieran”.

Durante su discurso en la 73º Asamblea General de la (ONU), utilizó el tema de la migración venezolana para pedir a la comunidad internacional apoyo para “reestablecer la democracia” en el país. Tras referirse a Venezuela, el mandatario pidió a las naciones del mundo “resistir el socialismo”, ya que a su juicio es un modelo que genera sufrimiento y corrupción.

De igual manera, arremetió una vez más contra la económica nacional al “prohibir a toda persona o compañía sujetas a las leyes estadounidenses, realizar transacciones con cualquier moneda digital emitida por el gobierno de Venezuela, después del 9 de enero del 2018”, es decir, contra el Petro, cuya entrada en acción para nuestro comercio internacional está anunciado a partir del primero de octubre de este año.

Las sanciones económicas contra Venezuela, iniciadas con la presidencia de Barack Obama y secundadas por Donald Trump han causado la retención de pagos y han sido restringidos los accesos a insumos vitales, como es el caso de los medicamentos, ejemplo de ellos son los mil 400 millones de dólares que no pueden utilizarse por el temor de sanciones contra la empresa Euroclear, así como el caso de Brasil que no ha podido pagar la deuda por suministro de energía eléctrica debido a bloqueos económicos que tiene Venezuela.

Las acciones arbitrarias, coercitivas e ilegales promovidas por la administración Trump, buscan asfixiar la política social, y las medidas económicas emprendidas por el Presidente Constitucional Nicolás Maduro, para frenar el desarrollo y la prosperidad del pueblo venezolano.

 

Solidaridad y Hermandad

 

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel ratificó este miércoles su absoluto respaldo a Venezuela y al gobierno nacional conducido por Nicolás Maduro, que es víctima de bloqueos y asedios por parte del actual gobierno estadounidense, que ha proclamado la vigencia de la doctrina Monroe.

“Repudiamos los llamados a aislar a esa nación soberana que no hace daño a nadie… El hambre, la pobreza, el analfabetismo no son fruto del Socialismo, como ayer afirmó (Donald) Trump, en esta sala. Son consecuencias del capitalismo, el neoliberalismo y el colonialismo”,

Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, condenó este miércoles en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas las acciones unilaterales, injerencistas y belicistas que promueve el gobierno de Estados Unidos (EEUU) contra naciones como Venezuela e Irán, en su afán de apropiarse de sus recursos naturales.

“No le interesa los Derechos Humanos, ni la justicia. Si así fuera, firmaría los convenios internacionales de protección de los DDHH, no abandonaría el Consejo de Derechos Humanos, no separaría a niños migrantes de sus familias, ni los pondría en jaula”, enfatizó desde Nueva York.

“Estados Unidos demostró nuevamente su desprecio por el derecho internacional, el multilateralismo y los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas: invade países, lanza misiles y financia cambios de régimen a nombre de la democracia, la libertad y los derechos humanos”, añadió.

 

Voz de los pueblos libres

 
“Venezuela hoy viene a decir su verdad (…), traigo la voz de una patria que se ha negado a rendirse a lo largo de la historia ante la injusticia y ante los imperios… Traigo la voz del pueblo que tiene el honor de ser la cuna del gran libertador Simón Bolívar. Venezuela es cuna y a la vez escuela de valores republicanos”, afirmó el Jefe de Estado, Nicolás Maduro durante su intervención en la 73° Asamblea General de las Naciones Unidas.
 
Luego de los ataques del régimen de Trump y sus aliados contra Venezuela, el Presidente Maduro fijó su posición en el podio de la 73º Asamblea de la ONU, con un mensaje de paz, diálogo y la promoción de un mundo pluripolar y multicéntrico, de respeto a la soberanía y rechazo a la persecución política, económica contra las naciones libres e independientes.

“Venezuela ha sido sometida, en los dos últimos años, a una serie de medidas unilaterales, ilegales de persecución y bloqueo económico. Se nos ha impedido la utilización de la moneda internacional, el dólar, con posiciones de uso de dominio por parte de las autoridades de la secretaría del tesoro de Estados Unidos”, puntualizó

De igual manera, denunció la guerra mediática promovida desde los EEUU y secundada por gobiernos de Latinoamérica: “Se ha tratado de construir un expediente para justificar una intervención internacional, para pretender una crisis humanitaria que utilice los conceptos de las Naciones Unidas y justificar una coalición de países, encabezado el gobierno de los EEUU y sus gobiernos satélites en América Latina, que le ponga las manos a nuestro país”.

Resaltó, la fabricación de una supuesta crisis migratoria que “pretende desviar las verdaderas crisis migratorias que hay en el mundo y demuestran los desfavorecidos que somos los países del sur”. Añadió que el constante a acoso y la agresión a la que ha sido sometido el país en lo económico, político, diplomático, mediático, entre otros, responde a que,”Venezuela es la nación del mundo que posee la reserva de petróleo más grande certificada a escala internacional, además de las riquezas naturales y mineras”.

El Presidente Maduro también destacó que Donald Trump arremetió una vez más contra el país, enarbolando  la doctrina (de James Monroe),”porque hemos levantado un proyecto de sociedad basada en la identidad y cultura propia de nuestra región Latinoamericana”.

El Mandatario nacional, manifestó su la voluntad de abrir espacios para el diálogo franco en el ámbito nacional e internacional; “a pesar de las inmensas diferencias sociales e ideológicas, soy un conductor de autobús no un magnate, yo si estaría dispuesto a estrechar la mano del presidente de Estados Unidos para discutir los asuntos de nuestra región”.

“Tengo confianza en el destino de mi patria, en el futuro común de esta Organización, y le digo, después de haber sobrevivido a golpes de Estado; confío en la humanidad. Cuenten con Venezuela para las grandes causas del mundo”, expresó.
 
FUENTE: MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA COMUNICACIÓN E INFORMACIÓN.